Diagnóstico

Diagnóstico

Muchas personas que tienen o han tenido un familiar con hemofilia piden que se le haga una prueba a su bebé varón al nacer.
Cerca de un tercio de los bebés que reciben un diagnóstico de hemofilia no tienen un miembro de la familia que padezca de esta enfermedad. Si un recién nacido muestra ciertos signos de hemofilia, un doctor puede hacerle análisis para detectar la enfermedad.
El diagnóstico incluye pruebas de detección y análisis para detectar el factor de la coagulación. Las pruebas de detección son análisis de sangre que muestran si la sangre se coagula adecuadamente. Los análisis para detectar los factores de la coagulación también se llaman pruebas de coagulación y son requeridos para el diagnóstico de los trastornos de la sangre. Este análisis de sangre muestra el tipo de hemofilia y su gravedad.