Tratamiento

La mejor forma de tratar la hemofilia es reemplazar el factor de la coagulación faltante para que la sangre pueda coagular normalmente. Esto se realiza inyectando en la vena de la persona con la enfermedad concentrados del factor de la coagulación, fabricados comercialmente.
La hemofilia es un trastorno complejo. La atención médica de buena calidad por parte de médicos y enfermeras que conozcan mucho sobre este trastorno puede ayudar a prevenir algunos problemas graves. Con frecuencia, la mejor opción es un centro de tratamiento integral para la hemofilia o HTC, por sus siglas en inglés. Estos centros ofrecen atención que aborda todas las necesidades relacionadas con este trastorno, así como información educativa sobre esta afección.